¡El ataque de las máquinas!

¡El ataque de las máquinas!

Hoy vi el anuncio de un sitio de internet en el que puedes "diseñar" un logo por unos cuantos dólares y decidí probarlo. Llené el formulario correspondiente describiendo el tipo de logotipo que quería, marqué varias casillas indicando el estilo, los colores y el tipo de letra que consideraba iban con la marca, envié un pequeño resumen de lo que esperaba para el logotipo, pagué 12 dólares y esperé pacientemente a que llegaran mis propuestas.

La decepción fue instantánea:

Recibí tres dibujos espantosos, tres intentos de logotipo, tres Frankesteins sin concepto, sin ritmo, sin contraste, con la peor combinación de colores y con la selección tipográfica más absurda que he visto y después de indagar un poco la razón de tan horribles resultados entendí todo:

No fue una máquina la que hizo estas propuestas, las propuestas que casi derriten mis retinas las hicieron seres humanos, "diseñadores" de cubículo a los que les pagan una miseria por hacer cuantas propuestas puedan con la filosofía del "chicle y pega".

La idea de diseñar un logotipo en línea a un precio accesible no es mala, al contrario, democratizar el diseño y poner al alcance de quienes no tienen el presupuesto para contratar a un profesional, una herramienta que permita que su logo por lo menos no sea feo es algo muy bueno.

Estamos todavía a varios años de distancia para que las máquinas puedan emular la sensibilidad de una persona. Por muy complejos y elaborados que sean los algoritmos más modernos, las máquinas aún no son capaces de emular el feeling de un artista o un diseñador entrenado.

Obvious_arte

Edmond de Belamy es una pintura creada por una máquina (un algoritmo de inteligencia artificial) y fue recientemente adquirida en una subasta por casi 500 mil dólares.

Los sitios que ofrecen "logotipos profesionales" por 12 dólares no son el "Uber del diseño" (Uber por cierto cuesta más que un taxi), estos sitios son más bien programas que venden una mezcla de simbolos pre-diseñados con familias tipográficas libres de uso, o granjas de explotación de aspirantes a diseñador mal pagados.

Las máquinas estan tomando el control de muchos aspectos de nuestras vidas y el desarrollo tecnológico avanza a velocidades vertiginosas y no dudo que en unos años klok tenga un diseñador artificial, pero mientras eso sucede, por favor no dejes tu diseño en manos de una máquina.